READING

Madurez escolar: ¿Cuándo un niño está preparado p...

Madurez escolar: ¿Cuándo un niño está preparado para pasar a la escuela primaria?

A lo largo de la vida del ser humano, hay momentos de cambios, de crisis, de transformaciones. Uno de estos momentos es el paso de los niños del ámbito del jardín de infantes a la etapa de la escolaridad. Esta nueva etapa que se abre en su vida, expone al niño a vivencias fuertes que supone situaciones nuevas, en algunos casos, de miedo, de stress.

Cada niño enfrenta esta situación de una manera diferente de acuerdo con su etapa de desarrollo, su situación familiar, su preparación, su madurez y su interés y alegría por la próxima etapa a vivir.

Una de las cuestiones fundamentales en este proceso es cuáles son las implicancias en el niño una vez que haya ingresado en el primer grado.

¿Qué implica en el niño el ingreso al primer grado?

En primer lugar, el cambio más evidente es el edificio escolar; otra conformación del aula en la que las mesas están dispuestas hacia el pizarrón; de ser los más grandes del jardín pasan a ser los más pequeños de la escuela.

Por otro lado, hay un cambio muy profundo en el acercamiento a los contenidos de aprendizaje, que ya no es a través del juego, sino a través de situaciones de aprendizaje formal, en las que se apela a un pensamiento lógico concreto a partir del cual se edifica la enseñanza; comienza firmemente el aprendizaje de la lectoescritura, de las operaciones matemáticas y, finalmente, a rendir cuentas de aquello que le es enseñado a través del paso de una evaluación oral o escrita.

Todo este gran cambio necesita del niño una determinada preparación, una determinada madurez, para que estas nuevas puertas y exigencias que se presentan en su vida, no le generen un costo físico ni anímico demasiado alto.

Es fundamental, entonces, tanto la preparación previa fisiológica como anímica del niño, porque de ellas dependerá que tenga las herramientas necesarias para salir airoso de este cambio.

Metamorfosis del niño de 6 y 7 años

Si observamos atentamente a los niños entre los 6 y 7 años podemos ver que se producen enormes y significativos cambios, tanto físicos, neurológicos como psicológicos, es decir, de un cambio en su comportamiento, de realización de metas, etc. De esta manera vemos cómo en ellos se manifiesta una profunda metamorfosis.

Entre los cambios físicos más notorios se encuentran: el estiramiento de los miembros superiores e inferiores, tanto que ahora puede tocar con la mano derecha su oreja izquierda rodeando la cabeza y la aparición del primer molar definitivo y el sucesivo cambio de dientes.

Desde el punto de vista neurológico, las capacidades madurativas hacia el aprendizaje lógico concreto no se surgen de un día para el otro. En esta edad, se observa que el pasaje del aprendizaje concreto al abstracto depende del desarrollo del cerebro prefrontal, cuya maduración y fase sensible del aprendizaje son tardías, por lo cual en la mayoría de los niños comienza pasados los 5 años. Hay que tener en cuenta que este proceso también dura  años.

Desarrollo neurológico

El desarrollo cerebral depende del diálogo continuo entre factores genéticos y epigenéticos y  es decisiva la acción propia del individuo en la dirección de este diálogo. Diversas regiones de la corteza cerebral se desarrollan con celeridad diferente, presentándose fases sensibles tempranas y fases sensibles tardías, a las cuales pertenecen las cognitivas de aprendizaje abstracto. Recién cuando parecen estas fases sensibles tardías es el momento cuando se puede comenzar a desarrollar el aprendizaje abstracto.

  • Las fases tempranas del desarrollo comprenden la adquisición de la capacidad visual, la capacidad auditiva y la del habla, las habilidades motrices, comportamientos sexuales específicos y determinadas competencias sociales. Estos ejemplos referidos a fases tempranas de la inculcación, sin embargo no deben ocultar a nuestra mirada, que el desarrollo cerebral se extiende hasta el final de la pubertad y que de hecho existen tardías fases evolutivas muy sensibles.
  • Las fases tardías se deben a la maduración lenta del así llamado cerebro prefrontal. Se trata de areales de la corteza cerebral, que recién tardíamente en la evolución han accedido a su conformación y que se encuentran en los polos delanteros de los hemisferios cerebrales. Las complejas facultades cognitivas se basan en las funciones del cerebro prefrontal, que en el ser humano ha alcanzado su máxima diferenciación. A ella pertenecen las facultades de comprender la existencia propia en el tiempo, la postergación de actos, condicionándolos a reflexiones previas, desarrollar un concepto con respecto al propio yo e integrarse a estructuras de valores sociales establecidos, y las cognitivas de aprendizaje abstracto.

 

Sally Goddard, codirectora del Institute for Neuro-Physiological Psychology de Inglaterra, escribió en su libro Reflejos, aprendizaje y comportamiento:

“Todo aprendizaje sucede en el cerebro; el cuerpo humano actúa como un receptor de información y entonces se convierte en un vehículo  a través del cual se expresa el conocimiento, de manera que el movimiento está en la raíz del aprendizaje. Aprendizaje, lenguaje y comportamiento, están unidos de alguna forma a la función del sistema motor y el control del movimiento. Antes de que nuestros niños empiecen a hablar, leemos su lenguaje a través de los gestos, cambios de la postura, ritmo en el movimiento, tono y volumen de la voz. El habla como habilidad depende del sistema motor, de la combinación de movimientos implicados en coordinar la laringe, la faringe, la lengua y los músculos frontales de la boca. Leer depende mayoritariamente  de la capacidad óculo-motora, implicando movimientos precisos de los ojos, y el escribir implica la coordinación manual-ocular con el apoyo del sistema postural. La mayoría del aprendizaje académico, depende de habilidades básicas que pasan a ser automáticas a un nivel físico. Si el niño no desarrolla el control automático del equilibrio y de las habilidades motoras, muchos otros aspectos del aprendizaje pueden verse afectados negativamente, aunque el niño tenga la inteligencia media o incluso por encima de la media.

El control del cuerpo es también el fundamento del autocontrol. La inmadurez del funcionamiento del sistema nervioso, a menudo va de la mano de indicios de inmadurez emocional, como poco control de impulsos, dificultad para leer el lenguaje corporal de los demás (pautas sociales) y relaciones con iguales poco satisfactorias.”

 

Criterios para considerar el logro de pautas madurativas

Criterios de observación

  1. Cambios de figura                                                             

Alargamiento de los miembros, achatamiento  del tronco, desaparición de los hábitos /características corporales infantiles como abdomen prominente,  pelvis, aparición del arco del pie, aparición de articulaciones, etc.

  1. Evaluación mano – oreja

Posibilidad de llevar el brazo por arriba del Scheitel hacia la oreja, de modo tal que el dedo medio pase por el reborde de la oreja, sin que la cabeza se retire de la línea media.

  1. Cambio de dientes

Aparición del primer molar definitivo y del cambio de los incisivos 1 y 2.

  1. Motricidad gruesa y fina

Capacidad de saltar sobre una pierna, saltar lateralmente ida y vuelta, dar pasos hacia atrás caminando sobre una línea uniendo talón y punta, oposición serial pulgar, giro veloz de la mano.

  1. Capacidades sensorio-cognitiva

Imitación del golpe de un ritmo, repetición una secuencia de sílabas, complementación de figura, compensación de forma, aislamiento óptico, copia / en el dibujo? de un objeto como un pez o una cruz de malta.

  1. Lateralidad

Desarrollo de la lateralidad uniforme en ojo, pie, mano y oído.

  1. Reflejos

Desaparición de reflejos inmaduros: reflejos posturales, reflejos de enderezamiento, reacciones de equilibrio. Transición de reflejos primarios al control postural de equilibrio maduro.

 

 

Fuente: Web de Médicos escolares orientados en la antroposofía.


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: